Lo que se debe saber sobre la construcción de desarrollos mixtos

Sabemos lo importante que es innovar y la desarrolladora Gicsa, de Abraham Cababie Daniel y Elias Cababie Daniel, conoce todo sobre construcción de desarrollos mixtos.

 Los desarrollos de uso mixto son tendencia en el mercado inmobiliario y la planificación de estas “mini ciudades” está tomando la industria. Y esto no debería de ser raro: ofrecen excelentes niveles de rentabilidad, generalmente cuentan con ubicaciones privilegiadas y ofrecen varios elementos muy atractivos para los compradores.

Se trata de espacios en donde habrá desde residencias, oficinas, hoteles, y locales comerciales, hasta centros de entretenimiento, parques de diversiones, consultorios médicos y más. Todo en un mismo espacio.

Ahora bien, hablar del proceso de construcción de este tipo de obras se convierte en una tarea compleja, no sólo por la magnitud del proyecto, si no por las diversas estructuras que albergará la obra. Se puede decir que un proyecto de este tamaño contará con dos grandes pasos, que son imprescindibles y que garantizarán la ejecución exitosa del desarrollo mixto en cuestión.

Proceso de construcción de desarrollos mixtos:

  1. Tiene que haber una etapa para la planeación y la creación de la obra: en esta instancia, se delimitarán las decisiones estratégicas para que se puedan llevar a cabo al pie de la letra más adelante. Se comenzará por escuchar la idea del cliente; comprenderlo y saber detalladamente qué es lo que está esperando, de la manera más específica. Para que el resultado sea óptimo y nuestro cliente quede lo más satisfecho posible. Durante esta etapa se harán todo tipo de consideraciones, desde cómo generar el menor impacto ambiental, los accesos, etc. Esto con el objeto de provocar una mejora sustancial en el estilo de vida de la zona.
  2. Se llevará a cabo la etapa de construcción de la obra, una vez que se tenga delimitado el plan de acción. Durante esta fase se trabajará de la mano tanto con el despacho de arquitectura y diseño, como con el equipo de ingeniería al mando. Para verificar que se salvaguarde la estética y el concepto del proyecto; así como la funcionalidad y seguridad de la estructura. Se deberá vigilar que cada parte involucrada cumpla con su tarea en tiempo y forma, de forma que el resultado sea exitoso en todos los sentidos.