Estructura del edificio Arcos Bosques

La construcción del edifico Arcos bosques es tan conocida como el apodo, por el cual se le conoce, pero no muchos están al tanto de la historia detrás del desarrollo.

Conoce un poco sobre el diseño, arquitectura y planeación detrás de una de las construcciones más emblemáticas de la CDMX.

La historia del edificio Arcos Bosques se remonta al año de 1980, cuando, por fin, el Gobierno de la Ciudad de México otorgó el permiso de uso de suelo, para construir edificios de oficinas en esta sección de Bosques de Las Lomas. En lugar de varios edificios de oficinas, que ocasionaran desorden y caos vial, la idea era generar un solo edificio, que contara con todos los servicios y con el espacio suficiente para albergar a todas las oficinas de la zona. Es decir, un desarrollo integral.

En 1990, el proyecto quedó en manos de los arquitectos Francisco Serrano, Teodoro González de León, —quienes también diseñaron Paseo Arcos Bosques, desarrollo de grupo Gicsa, dirigido por Elías Cababie Daniel y Abraham Cababie Daniel — y Carlos Tejeda, los cuales desarrollaron la idea de crear un patio urbano, que generara un gran impacto visual y resolviera las necesidades de la zona.

Para darle al proyecto una identidad local se utilizó como único material, en la construcción del edificio, el concreto blanco. Las ventanas de toda la estructura son cuadradas, para mantener el balance estético y permitir que entre la luz del sol durante todo el día.

La originalidad del proyecto es única, un marco en forma de arco que une a las dos torres le dio al edificio el apodo “el pantalón”, y así se le conoce al desarrollo tanto por niños, como por adultos de toda la ciudad.

Por su gran magnitud, Arcos Bosques tuvo que ser construida en diferentes etapas: la primera fue la edificación del Edificio Oriente en 1993, que cuenta con más de 27,000 m2 de oficinas. La segunda etapa fue inaugurada en el año de 1996, con 60,000m2 de oficinas, cuenta con un helipuerto y se le nombró Torre Arcos 1.

Después se construyó, lo que se conoce como, el Edificio Norte, dotando al proyecto un total de 200,000 m2 y estacionamiento subterráneo con capacidad para albergar a más de 10,700 coches. Por último, la Torre Arcos II es quizás la más popular, cuenta con un hotel de lujo, centro comercial, antros, bares y restaurantes.

Como sabemos, la Ciudad de México es una zona de sismos, por lo que el edificio Arcos Bosques cuenta con la más alta seguridad. Sus sistemas de emergencia están enfocados en colocar la rigidez de la estructura en el exterior, para no cargar peso en las columnas y proteger el inmueble en caso de temblor.