La importancia de la ingeniería civil en obras civiles

Más allá de la construcción, la ingeniería civil en obras civiles implica la planificación de la sociedad, el estudio de los recursos y su relación con el hombre.

Para contextualizar un poco, la ingeniería civil es la rama de la ingeniería que se encarga del diseño, construcción y mantenimiento de obras creadas para nuestro entorno y se vale de conocimientos de cálculo, mecánica hidráulica y física para llevarlas a cabo. El ingeniero civil opera sobre la relación entre el ser humano y su ambiente. Tiene como objetivo elevar la calidad de vida de la sociedad en la que se encuentra, por medio de la planificación de esta.

GICSA, empresa mexicana dedicada al desarrollo inmobiliario, fundada por Abraham Cababie Daniel trabaja de la mano con ingenieros civiles, ya que cualquier proyecto del sector inmobiliario necesariamente debe desarrollarse en trabajo mancomunado con ellos.

Algunas de las obras que trabaja el ingeniero civil son carreteras, canales, puentes, presas, puertos, aeropuertos, diques, muelles y las obras civiles, en las cuales nos vamos a enfocar el día hoy, como lo pueden ser las viviendas, hospitales, centros comerciales, escuelas y oficinas.

El papel del ingeniero dentro de la construcción de una obra es fundamental, ya que se encargará de evitar tragedias a partir de desastres naturales y dotará de funcionalidad a la infraestructura. Se podría decir que el ingeniero es quien se dará a la tarea de levantar el “esqueleto” de la obra, la estructura que reside debajo de la fachada y que, a pesar de no ser visible a primera instancia, es la que sostiene y da articulación a la edificación.

Dentro de las operaciones que le corresponden a un ingeniero civil se encuentra:

  • El estudio del suelo en donde se pretende edificar.
  • La evaluación del terreno.
  • Determinar las condiciones de topografía y nivelación.
  • Los cálculos estructurales.
  • Estimación de costos de producción de la obra.
  • Realizar pruebas de la resistencia de los materiales.
  • Asegurar el desempeño de la mano de obra.
  • Optimizar el tiempo de trabajo (con el uso de sistemas como los diagramas de Gantt).

Existen muchas otras funciones que puede desempeñar, así como llevar a cabo el mantenimiento de la obra una vez que finalice la construcción, estudiar las formas para minimizar el impacto del medioambiente en la mayor medida posible, así como evaluar las distintas tecnologías de construcción y la elección de la que más convenga para el proyecto en cuestión.

Muy importante, el ingeniero habrá de velar porque se cumplan las normas de seguridad y, de esta manera, salvaguardar la integridad de la infraestructura y, sobre todo, de los habitantes o usuarios del recinto en caso de accidentes o desastres naturales.