La historia y el enigma de la oreja cortada y muerte de Vincent Van Gogh.

En la tarde del 23 de diciembre de 1888, Van Gogh y Gauguin, unos de sus mejores amigos de la época tuvieron un altercado que dio origen a una de las explicaciones que se han dado acerca de la pérdida de la oreja izquierda del primero, o de parte de ella. Gauguin en sus memorias señala que Van Gogh le amenazó y persiguió con una navaja y que por la noche el holandés se auto mutiló el lóbulo de la oreja izquierda pero no la oreja completa. Llegaron a la conclusión de que fue Gauguin quien hirió a Van Gogh con su sable en la disputa (era maestro de esgrima), y que una vez solo Van Gogh habría terminado de recortar la oreja. Los últimos años de Van Gogh estuvieron marcados por sus permanentes problemas psiquiátricos, que lo llevaron a ser recluido en sanatorios mentales de forma voluntaria. En el sanatorio tenía dos habitaciones disponibles, una de ellas habilitada para servirle de taller, En esta época su pintura se caracteriza por la presencia de remolinos, como se puede observar en una de sus pinturas más conocidas, La noche estrellada. Durante los últimos treinta meses de vida llegó a realizar 500 obras. Su depresión empeoró y el 27 de julio de 1890, a la edad de treinta y siete años, mientras paseaba por el campo, se disparó en el pecho con un revólver. En 2011 surgió una teoría que postulaba que Van Gogh no se suicidó, sino que murió por un disparo accidental efectuado por dos muchachos que jugaban con una pistola. Estando ingresado en un hospital psiquiátrico dibujo una de sus obras más reconocidas; la noche estrellada un año antes de su muerte.

El falleció el día 29 de julio de 1890 a los 37 años, supuestamente su causa de muerte fue una herida por arma de fuego; pero aún no se sabe con seguridad si fue un suicidio o un homicidio involuntario.