Elías Cababie Daniel: Conoce los tipos de naves industriales que más te convienen

Existen distintos tipos de naves industriales, construidas por desarrolladoras como GICSA, dirigida por Abraham Cobabie Daniel y Elías Cababie Daniel.

Según el tipo de materiales que utilizan para su construcción, se clasifican los diferentes tipos de naves industriales. Te mostramos cuál es el que mejor te conviene y por qué.

Tipos de naves industriales

Los tipos de naves industriales suelen dividirse en 4:

  1. Naves industriales de acero: una de sus grandes ventajas es que aporta una iluminación potente, la estructura es metálica y su construcción supone muy poco tiempo.
  2. Naves industriales de hormigón prefabricado: carece un poco de iluminación, de manera que si necesitas que se trabaje dentro de la nave, quizás no sea la mejor opción para ti. No obstante, es una de las más fáciles de construir ya que solamente se tienen que conectar las piezas.
  3. Naves industriales de hormigón “in situ”: son las más económicas y cuentan con la ventaja de que pueden armarse a manera de edificio, es decir, es ideal si necesitas varias subestructuras. Al igual que la anterior, cuenta con muy poca iluminación.
  4. Naves industriales mixtas: combinan el acero y el hormigón. Una de sus grandes ventajas es que mientras se monta, se pueden llevar a cabo procesos de pretensado y postensado.

Como podrás ver, dependiendo del giro de tu empresa y de sus necesidades, es que te decantarás por un tipo de nave industrial o por otro. Indudablemente, hay muchos otros elementos que debes tomar en cuenta para saber qué es lo que mejor te conviene.

Una de estas consideraciones es evaluar la zona de distribución, pues lo mejor será que la nave se encuentre en una zona cercana a donde deberás distribuir tus productos. Esto te ayudará a reducir costos de envío y evitar contratiempos.

Asimismo, considera situar tu nave próxima a las rutas comerciales, autopistas y aeropuertos que sean accesibles a tus proveedores y clientes. Fíjate también en la mano de obra disponible en donde desees construir tu nave industrial y las herramientas con las que cuenta la zona y que te serán de gran utilidad, como por ejemplo los accesos a servicios básicos como lo son el agua y la electricidad.

Recuerda que no hay preguntas con respuestas automáticas, se trata de evaluar muy bien tu potencial, tus herramientas, ventajas, limitaciones y sobretodo tus necesidades para poder elegir la el tipo de nave industrial que sea mejor para tu empresa.

Existen ocasiones en las cuales de hecho conviene más alquilar una nave por contratos desde cinco años, que construirla. Todo depende de las limitaciones u oportunidades que tenga tu proyecto.