Consejos de René Escobar para elegir un buen asesor fiscal

El fiscalista René Escobar nos comparte su punto de vista sobre lo que debemos buscar a la hora de decidirnos por una asesor fiscal.

Ineludiblemente, todas las personas físicas y morales deben rendir cuentas ante el Sistema Tributario. Sin embargo, no todos somos expertos en la materia, y muchas veces necesitamos la ayuda de profesionales para cumplir con las responsabilidades sin pasar por penurias. Es por esto que existen asesores fiscales, que se encargan de obtener el mejor beneficio para el contribuyente, sin que éste deje de cumplir con sus obligaciones.

Sin duda, uno de los factores más críticos para cualquier empresa es precisamente el aspecto fiscal y legal, por lo que contar con una asesoría especializada es trascendental, a efectos del cumplimiento de las obligaciones tributarias que, de no cumplirse, pueden echar abajo a todo el negocio.

No obstante, al ser una responsabilidad tan grande, es muy importante saber en manos de quién dejamos nuestra situación fiscal y legal. Un asesor fiscal debe aconsejar sobre las posibles decisiones a tomar para conseguir el mayor ahorro con respecto a nuestros impuestos, y de esa manera lograr una mejor administración, siempre de forma alineada a la normativa vigente.

Información tan valiosa como nuestra situación fiscal, puede ser manipulada, mal usada o simplemente mal administrada en las manos equivocadas. Por esta razón, el fiscalista René Escobar aconseja tomar en cuenta algunos aspectos esenciales a la hora de declinarnos por algún asesor fiscal.

Consejos de René Escobar

Primero que nada, es de vital importancia que el fiscalista en cuestión tenga una sólida base ética y moral. Una persona preparada no sólo lo es en conocimientos, sino también en valores profesionales y morales, que se inculcan desde casa y se ponen en práctica todos los días. Claro, es difícil saber si la persona que estamos a punto de contratar tiene esos antecedentes, pero por eso es recomendable pedir recomendaciones y opiniones de quienes hayan tenido la oportunidad de trabajar con el asesor.

Por otro lado, entre esos valores del asesor fiscal, es primordial que mantenga a la honestidad como uno de sus pilares, pues ésta es la base de la relación con los clientes. El fiscalista debe tener total apertura y generar confianza para lograr una administración fiscal consciente y responsable. Del mismo modo, como contribuyentes debemos comprometernos a ser claros y precisos con el fiscalista, sin suavizar la verdad de nuestra situación fiscal. Es la única manera de lograr una seguridad basada en el respeto mutuo.

Además de esto, el profesionalismo es fundamental. Es decir, el fiscalista debe ser autoexigente y comprometido con hacer las cosas bien. Los consejos fiscales no deben tomarse a la ligera; el fiscalista debe siempre ofrecer al cliente las mejores alternativas y el mejor servicio.

René Escobar ha logrado posicionar a su consultora entre las mejores de México, gracias a altas dosis de exigencia, el esfuerzo, los valores inculcados por sus padres, mucha dedicación y el apoyo de su familia. No cabe duda que su consejo es muy valioso.