Las cosas más extrañas olvidadas en los hoteles

Cualquiera tiene la posibilidad de toparse con unas experiencias bastante diferentes de forma habitual, y al interior de ciertos hoteles los trabajadores suelen descubrir varios artículos que llaman verdaderamente la atención. Los más habituales pueden ser desde monedas o algunos juguetes, aunque hay otros artículos que pueden molestar a cualquiera.

Uno de los artículos peculiares que fueron olvidados en alguna pieza de hotel es cierto libro que llevaba el título “Por qué me encantan las ensaladas”, en su interior venían escritas docenas de cuartillas en las cuales se explicaban cosas por las que las ensaladas son muy buenas. Del mismo modo, contenía varios enunciados que señalaban que las ensaladas realmente estaban vivas.

Para la mala suerte para la gente que quiere a los animales, ellos tienden a ser encontrados regularmente al interior de ciertas piezas de hotel, algunas de modo bastante peculiar. Hubo un momento cuando al interior de cierta estancia se abandonaron a muchos gatos, con una gran cantidad de plata y una hoja que se leía “gracias por cuidar a los gatos, estaré de vuelta en 7 días”, jamás retornaron por los gatitos.

Una diferente vivencia afín con animales ocurrió en un hotel, dentro de cual determinada empleada se dirigía a limpiar alguna estancia de un inquilino y para su descontento halló a una cabra maquillada como el afamado Abraham Lincoln, por más que investigaron no se dieron cuenta cómo entro hasta dicha estancia, sin embargo fue una grata experiencia.

Las personalidades del mundo de la farándula pueden dar bastante propaganda a cualquier hotel, aunque del mismo modo podrían acarrear algunas dificultades, y tal cosa ocurrió cuando determinado grupo de música se quedó en un hotel de 5 estrellas, nunca hubo alguna demanda o queja por escándalo o alguna cosa parecida, parecían ser los consumidores ejemplares. Al instante que se fueron de la mencionada estancia y el personal se presentó para ordenarla, todos los muebles ubicados al interior de la estancia había sido sujetado al techo ordenado igual como se habían acomodado en el piso.

Hay varia gente la cual suele depositar varios objetos muy repulsivos, en alguna oportunidad el staff de algún hotel descubrió en un elevador una envoltura de comida, pero tenía algo raro, al revisarla descubrieron que en su interior había dos enormes defecaciones de alguien.

Igual como se dicen diversas experiencias sucias, se cuentan con otras que narran totalmente lo opuesto. En alguna oportunidad, al interior de determinado hotel habitó un inquilino quien no dejó que el staff ingresara adentro de su estancia para asearla. Los trabajadores únicamente le entregaban varias toallas limpias y aquel inquilino simplemente las recibía. Cuando abandonó el hotel, el staff estaba verdaderamente perturbado debido a lo que podrían hallar en dicho cuarto, sin embargo el mencionado inquilino generó una mayúscula sorpresa, ya que ordenó de excelente forma cada centímetro al interior de la mencionada estancia, todas las toallas en ningún momento fueron ocupadas.

Antifaces, juguetes para adultos, collares, bolsos u otros artículos prohibidos tienden a ser algunos artículos más frecuentes que son relegados por alguna persona dentro de la estancia en cierto hotel. El staff que ubica los mencionados artículos puede especular hasta lo impensable posteriormente de haber visto todo lo mencionado sin que a ciencia cierta se sepa qué fue lo que aconteció en verdad.

Ya ni les dije la razón de esta historia, y es que se debía a que me puse a buscar hoteles para unas vacaciones y de repente me topé con estas historias, espero las hayan disfrutado. Si les interesa buscar algún hotel, entren a este sitio http://www.seccionamarilla.com.mx/categorias/hoteles encontrarán una enorme variedad, eso se los aseguro.